El Diamante, Origen, Propiedades, Usos, Beneficios, Aplicaciones

Muestras gratis y regalos Todos los regalos y muestras gratis, promociones, productos gratis, cupones descuento, sorteos, concursos, ofertas España del 2023

 

Antes de describirte de forma detallada todo el proceso de la formación de los diamantes, es bueno explicarte con todos sus diferentes componentes lo qué es exactamente un diamante. Los diamantes son conocidos por los expertos por ser átomos puros creados de carbono en forma polimorfa y que estando bajo condiciones de temperaturas extremas y presión se transforman en esta piedra preciosa que son tan codiciadas por el hombre.

Los diamantes, se encuentran clasificados de acuerdo a cuatro principales características: la claridad, el corte, su color, y sus quilates que es conocido también como carats. Los diamantes cuentan con propiedades de conducción calóricas que son mucho más alta que cualquier clase de elemento conocido en el mundo y junto al grafeno son los que cuentan con más duros.

Te sugerimos leer: Piedra Aguamarina, Origen, Tipos, Propiedades, Significados Y Más

La resistencia de características extremas existente en los diamantes se debe a la fuerte cohesión de sus átomos, son compuestos principalmente de carbono. Hablando en la escala de Mohs, la cual es la encargada de medir las propiedades de dureza con la cual es tratada este mineral, los diamantes son los que reciben un 10 hablando sobre un máximo del mismo 10.

Como dato curioso sólo un diamante es capaz de alterar o cortar o otra piedra preciosa y especialmente otro diamante.

Los quilates que forman parte de un diamante son lo que es correspondiente a su peso. Un quilate es justamente el peso de 0,2 gramos. En cuanto a la explicación de la claridad característica de los diamantes, esta nos habla acerca de su integridad y pureza. Se habla entonces que a mayor claridad en el diamante más puro es la piedra preciosa.

Existen incluso diez colores en los cuales se pueden conseguir los diamantes, siendo el color marrón, el amarillo y el blanco los más comunes. El corte, es lo que es correspondiente a su forma.

Origen geológico del diamante.

El procedimiento a través del cual se da la formación de los diamantes sigue siendo materia de mucha discusión entre los geólogos del mundo, pero algo que si es muy seguro es que se necesita presión muy alta y calor, estaríamos hablando entre los 1100 y los 1300ºC para que el carbono al fin se cristalice dentro de este tipo de estructura.

Por tanto es muy probable que se hayan creado en magma fundido o en roca, a gran profundidad debajo de la superficie del planeta estaos hablando de una distancia de 80 km o más, donde estas condiciones se hacen presente, hablamos desde hace billones de años cuando la tierra era una clase de caldera de magma que se encuentra hirviendo.

Luego, esta clase de material, con todo el contenido de un diamante, comienza a subir por la erupción y forma durante el paso de este proceso las populares chimeneas de kimberlita que son características y se hacen presentes en muchas minas.

La roca básica y fundamental parece ser la que lleva por nombre peridotita; sin embargo, se recuperan muchas clases de diamantes en los depósitos de aguas a enormes distancias del punto de inicio.

En algunos de los casos, el mineral se consigue mezclado en la arenisca, en combinación con otras piedras sedimentarias que podría ser la clara representación de depósitos aluviales de los tiempos más antiguos geológicamente hablando.

Se dice que el origen de éstos se debe a que las partes superiores de algunas de estas formaciones fueron debilitándose por el proceso de la erosión, algunos diamantes se fueron desligando de él y por ende fueron arrastrados a distancias enormes por los cauces de los ríos, incluso por los mares, hasta llegar a formar enormes depósitos aluviales.

De igual forma en algunas clases de meteoritos se han podido conseguir diamantes con características opacas y de tamaños muy pequeños, llamados por los especialistas como diamantes de tipo hexagonales.

Sus características físicas son iguales a las de los diamantes con presencia de singularidades cúbicos, exceptuando la organización cristalina ya que las capas de los átomos se encuentran en rotación hasta en un 60°.

Los diamantes hexagonales se configuran a partir del grafito que conforman a los meteoritos en el justo momento del impacto que se realiza contra el suelo, instante exacto en el que se producen presiones y altas temperaturas, hablamos de hasta un millón de kg, por cada centímetro cubico durante una millonésima de cada segundo.

Con todo lo anteriormente descrito, parece que los diamantes que son microscópicos incluso a la vista se encuentran bondadosamente en el espacio exterior, y esto se entiende tal vez producto de la explosión y creación de supernovas o estrellas, en decaimiento o en nacimiento.

Composición del diamante.

El diamante es ampliamente conocido por ser un mineral muy valioso compuesto de principalmente de carbono, es la piedra preciosa que hasta ahora en el mundo se concibe como la composición más sencilla y simple, otras piedras preciosas se conocen por estar formadas bajo la composición de diferentes materiales. El diamante puede demostrar a veces algunos rastros mínimos de nitrógeno que pueden llegar hasta el 0,20 % y una proporción pequeña de elementos no conocidos.

El cristal de diamante se habría modelado por la repetición y el apilado en las 3 direcciones existentes en el espacio de los átomos de carbono que se podrían asemejar con los tetraedros cúbicos cuyo centro condensaría el núcleo del átomo y en los que los 4 vértices contendrían un electrón. Cada átomo se mantiene entrelazado, es decir enganchado a otros por enlaces que aunque son muy cortos son muy fuertes.

Estos acoplamientos son covalentes y cada núcleo de estos átomos está alejado de su vecino solo por una distancia que nos habla del orden de 1,54 angstrom, esto es igual a 0,000.000.154 mm. Dado que los conexiones de los átomos del diamante son realmente muy cortos, esto nos explica un poco del porque de su enorme dureza.

¿Cómo se realiza la formación de un diamante?

El proceso de conformación de un la piedra conocida como diamante realmente es muy complejo y algo difícil, puede llegar a tardar muchísimo tiempo desde millones de años y hasta billones de años.

Este procesamiento solo puede llegar a ocurrir bajo la llamada capa de la litosfera terrestre, que se encuentra ubicada entre unos 150 hasta unos 250 kilómetros debajo de la superficie de la misma y en donde se dan las condiciones que son necesarias, como las temperaturas que oscilan entre los 900 grados centígrados y los 1300 °C, aunado a un nivel de presión de unos 30 kilobars.

Es justamente allí, que el carbón se mezcla en una molécula cúbica y en un desarrollo que puede incluso llegar a pasar millones de años para darse, se mineraliza para llegar a transformarse en un hermoso diamante.

Los diamantes son piedras preciosas que emergieron a la Tierra por el proceso de las erupciones de carácter volcánicas. Una vez que ya el magma de estas erupciones pasa a solidificarse, éstos fueron sumergiéndose en una gran cantidad de depósitos, donde después fueron conseguidos por el ser humano.

Si bien se han logrado encontrar diamantes en alrededor de 35 países, que son justamente los que poseen las reservas más grandes de estas piedras preciosas son Sudáfrica, Rusia, y Botswana.

El diamante más grande descubierto en el mundo fue bautizado con el nombre de Cullinan, y fue conseguido en el amo 1905 en Sudáfrica, tenía una longitud de más o menos 10.5 centímetros y contaba con un peso que giraba por los 3106.

El Cullinan fue trasladado hasta Europa, específicamente en Inglaterra y ya en ese país y bajo la propiedad de la familia de la corona británica fue cortado en nueve fragmentos, pasando a formar de este modo parte de las famosas joyas de la corona.

¿Cómo se extrae un diamante?

La cadena de trabajo realizada para lograr la extracción de los diamantes está conformada por una cadena de varios pasos. Al principio los geólogos son los especialistas encargados en determinar dónde hay que comenzar con el proceso de excavación y se abre camino con el empleo de los explosivos.

En los corredores que se consiguen ya aperturados es donde empiezan a realizar sus trabajos los taladros, unas máquinas que se encargan de elaborar de forma profunda y que son especiales para retirar todo el campo que se lleva el preciado mineral hasta un cuarto de deposito y cuidado.

Desde allí todo pasa a la superficie de forma visible y se envía hasta la fábrica de enriquecimiento. Tan solo en el año 2013 se logró la extracción de 4.891.500 quilates.

A continuación, los diamantes que han sido encontrados son enviados a la fábrica encargada donde se procede a la limpieza de todas las adulteraciones y suciedades con diferentes productos químicos. Poco después hablando del caso especial de Rusia, los mandan a la capital de Almazni krai, que es la ciudad de Mirny, donde son divididos por grupos dependiendo de su tamaño y de su pureza en un centro especializado para su calificación.

El último paso de todo este increíble proceso consiste en enviarlos a la popular Alrosa, la misma es la única organización de origen ruso que es dedicada a realizar la extracción de los diamantes, y que al mismo tiempo prepara estas hermosas piedras para su venta.

La empresa cuenta con alrededor de unos 40 contratos que son de larga duración. En mayo del año 2013 esta organización famosa en Rusia, específicamente en la Antártida de la mano de la casa de subastas Sotheby’s firmaron un convenio de colaboración mutua.

En él se acordó que la empresa rusa podría realizar las subastas de brillantes enormes de tipo premium,  así como al mismo tiempo las joyas portadoras de estos diamantes en Sotheby’s, aprovechando el nombre de su sucursal Brillanti Alrosa.

Esta industria está dedicada a la escultura de cada una las piezas, sin embargo la joyería como tal no es una prioridad muy alta para la firma. Según ha explicado el representante oficial Evgueni Kozenko todos los esfuerzos de la misma solo se mantienen focalizados en la extracción de estas piedras preciosas.

¿Cómo se puede reconocer un diamante real y genuino?

Existen 3 técnicas utilizadas para poder reconocer si un diamante es genuino, te las describiremos a continuación.

Conociendo un diamante por su reflejo.

Como te hemos venido diciendo en apartados anteriores, el diamante es una piedra que cuenta con un enorme brillo por lo que debemos siempre observar de forma muy detenida. Tienes que enfocarte de que los reflejos que se emanan desde la piedra sean de un tonalidad perteneciente al color gris. De ser de esta forma tiene muchas más posibilidades de ser un diamante real y auténtico.

Su brillo real es mucho mayor que el de un cuarzo o de un vidrio que cuente con el mismo tamaño, compara si tienes la oportunidad a ambos y será aún más evidente. Solo existe en el mundo una roca con más resplandor que un diamante, y es la que tiene por nombre moissanita.

Es una piedra que también entra en las categorías de piedras preciosas, es muy semejante al diamante, tanto así que incluso los joyeros y los orfebres en muchas ocasiones tienen serios problemas para poder discriminarlas.

Para esto hay que emplear una luz muy potente como la de una linterna y tratar de iluminar todo su interior. En el caso especial de la moissanita se observa reflejado los colores pertenecientes al arcoíris, esta es una señal de una doble refracción, que lamentablemente el diamante no la tiene.

Un diamante real y auténtico destellará de forma muy significativa más que un pedazo de cuarzo o de vidrio que sea del mismo tamaño. Es prudente que lleves contigo un fragmento de cuarzo o de vidrio como referencia para diferenciarlos.

  • Conociendo un diamante por su lectura.

Este es uno de los tratamientos más utilizados, incluso se enseña hasta en las películas, pero puede ser de mucha ayuda. Tienes que colocar la piedra que crees es un diamante encima de un papel escrito o de un libro.

Podrás diagnosticar si el diamante es genuino realmente según puedas leer las palabras del texto a través de él. En caso de que realmente puedas realizarlo entonces se trataría de un diamante que es falso.

  • Conociendo un diamante por las propiedades del calor.

El diamante es uno de los principales materiales que son más duros en el mundo, por este motivo principal, si comienzas a calentar la piedra durante al menos 30 segundo utilizando por ejemplo una llama de un fósforo, y lo dejas caer muy rápidamente en un vaso de agua que esté fría y el mismo se cuartea o peor se rompe, ya has determinado que es un diamante falso es una técnica que no falla.

Ya que la contracción y la expansión rápida se encargará de aplastar la resistencia de la tracción de en los materiales que son más débiles como el cuarzo o el vidrio. Un diamante auténtico no podría llegar a sufrir ninguna clase de daño.

Estos son algunos de los consejos que nos dan los especialistas, es una información muy útil al momento de tratar de conocer acerca de la autenticidad de un diamante.

Pero la mejor de las técnicas conocidas para poder contar con la plena seguridad de un  diamante es auténtico y real es adquirirlo en una joyería con especialistas de confianza y reconocidos.

Significado etimológico de la palabra diamante

La palabra diamante es proveniente de la unión de los idiomas latín y del griego. La palabra diamante significa desde su etimología el concepto inalterable, lo que es para nada sorprendente dada la dureza de la piedra tan cuantiosa. Sus características físicas se encuentran entre las más prominente de todas las piedras preciosas que son empleadas en la industria de la joyería.

Descripción estructural del diamante

Para realizar la descripción estructural del diamante hay que explicar que este le debe su dureza extrema a que debido por una parte su estructura atómica es del tipo FCC y por otro lado los enlaces que existen entre los átomos de carbono son de la clase covalente.

El átomo de carbono se encuentra constituido por 6 electrones que se encuentran distribuidos entre los niveles más minúsculos de energía. La cadena de esta distribución es como te la describimos a continuación de manera detallada (1s)2 , (2s), (2px), (2py), (2pz). El nivel más diminuto de la energía 1s con número cuántico n = 1 contiene dos electrones con espín opuesto.

La repartición electrónica de capacidad en un estado es simétrica de forma esférica alrededor del centro. Estos electrones 1s no trabajan en las uniones de tipo químicas por lo que el átomo del carbono solo contiene 4 electrones de valencia.

Los cuatro electrones siguientes se encuentran en el estado activo n = 2, uno de ellos en el simétrico esféricamente orbital s, y tres en los orbitales py, px, y pz, que tienen la repartición electrónica del mismo, cada una perpendicularmente sugerida respecto a las otras dos.

Los orbitales p junto con el orbital s se encargan de conformar los  vínculos químicos entre otros átomos y los átomos de carbono. La distribución de energía participante con estos orbitales se combina o se mezclan con la distribución de la energía particular de cada uno de los diferentes átomos para poder crear cada una de las uniones.

Podríamos entonces traducir la carga electrónica de los dos átomos como el adhesivo que se encarga de mantenerlos juntos y al mismo tiempo de crear las uniones.

En el caso del diamante en especifico cada uno de los átomo de carbono se une con otros cuatro átomos a través de los llamados orbitales híbridos sp3 , que se tratan de la mezcla ´o hibridación del orbital 2s con tres orbitales 2p para de esta forma crear cuatro orbitales híbridos que son idénticos.

Tipos de diamantes.

Es posible organizar los diamantes en diversas tipos de jerarquías, atendiendo de esta manera a otras particularidades de su creación o de su formación.

Según la forma del diamante.

  • El diamante cubo, es el que toma dicha forma, cuenta con 6 caras, tiene 8 vértices, y 12 aristas.
  • El diamante rombododecaedro, es el que cuenta con 6 caras 30 aristas y 12 caras con forma de pentágono.
  • El diamante dodecaedro, es el que cuenta con 12 caras de tipo pentagonales, está formado por 20 vértices y 30 aristas.
  • El diamante octaedro, se encuentra conformados por 20 vértices, 12 aristas, y 8 caras triangulares.

Diamantes creados en los laboratorios.

  • Los diamantes de alta temperatura y alta presión,  se crean elaborando en el laboratorio condiciones muy parecidas en las que crean los diamantes naturales. Se obtiene así un diamante creado de forma artificial, subyugando a un núcleo de carbón a mucha presión y a altas temperaturas.
  • El diamante de deposición de su valor químico, de esta manera se obtiene un diamante totalmente sintético y artificial, que parte de la combinación gas de hidrogeno y de metano con carbones en estado gaseoso, todo esto es realizado a temperaturas muy altas.

Según los tratamientos aplicados.

  • Los diamantes que son perforados con láser, en estas piedras se aplica la fuerza de un láser para sacarles la forma de inclusiones, sin llegar a afectar a la fuerza que constituye a la pieza.
  • Los diamantes con claridad enaltecida, este tratamiento se trata de realizar la inserción de cantidades muy pequeñas de un material que es muy parecido al diamante en aquellas incorrecciones que presenta la piedra básica, sin llegar a afectar ni su valoración ni su peso.
  • Los diamantes que cuentan con un color realzado, esta técnica se trata de someter a la piedra a un tratamiento para aumentar o cambiar a su color original. Uno de estos procesos es el que es conocido en la joyería como la irradiación de moléculas de alta energía.

Según el corte del diamante.

  • El diamante de corte radiante, esta piedra nos presentan las esquinas cortadas y los vértices rectos. Este corte está hecho con el fin de utilizar el diamante como la piedra central y protagonista en los anillos.
  • El diamante de corte redondo, se trata de un corte pulido y muy redondo, es el uso más tradicional del diamante, dado que se emplea en los anillos de compromiso.
  • El diamante de corte marquesa, presentan una forma que nos recuerda o al menos simula la sonrisa que es perteneciente a la Marquesa de Pompadour, de donde es perteneciente su nombre. Son diamantes totalmente esculpidos que se obtienen mediante un proceso que es sumamente laborioso.
  • El diamante de forma corte de princesa, esta clase de piedra también es muy utilizado para hacer los anillos de compromiso, se nos presenta es una forma no solo brillante sino muy aguda, sin la presencia de cortes en sus esquinas.
  • El diamante corte de corazón, como su mismo nombre nos lo indica, al hacer su corte se les otorga una forma de corazón, se realizan redondeando el pabellón, y se utilizan para una enorme diversidad de usos.
  • El diamante con corte de lágrima, son utilizados principalmente para la elaboración de anillos y pendientes, se nos presentan con la forma de una lágrima, también son muy conocidos como el corte de la pera.

El viaje que realizan los diamantes hacia la superficie de la tierra.

Los yacimientos de diamante se denominan Primary Mines, o Blue Ground, o Kimberlite. Por otra lado, los diamantes también se pueden conseguir cercanos a los lechos de ríos. Éstos son los famosos depósitos aluviales. Constipation

La madre naturaleza realiza un trabajo que dura millones de años para poder realizar la creación de un diamante. Cuando en la mano del hombre se cuenta con un pedazo de diamante, se dice que se posee algo que simplemente es una leyenda en su fabricación.

Los diamantes provenientes de Sudáfrica, por esta gran peculiaridad son llamados los diamantes sangrientos, no se han hecho simplemente en una fábrica de un día para otro día. Un diamante es una joya que viene de forma directa del pecho de la propia tierra.

Un dato que es mucho más interesante aún es que no todos los diamantes que son extraídos de una mina minados se emplean en la joyería. Solo una cuarta parte de los diamantes que son extraídos se utilizan en la empresa de la joyería.

Cada 100 toneladas de las mezclas de la tierra son los encargados de producir al mundo un quilate de diamante. El diamante en bruto es conocido particularmente por el nombre de Vidrioso. Glassy, en su traducción al Inglés el cual es un diamante que se conserva en bruto que viene limpio totalmente fuera de las minas y no requiere de ser pulido.

Es algo muy extraño poder conseguir un diamante glassy. Los diamantes se nos presentan en una diversidad de formas en bruto.

La próxima vez puedas observar un diamante, comienza a pensar en la enorme cantidad de energía, tiempo, y en todos los recursos que han entrado en juego para realizar su fabricación, es un regalo de la Pacha Mama.

Los diferentes colores de los diamantes.

El color de los diamantes también nos no sólo para conocer su valor real sino también sirve para poder clasificarlos. Para comenzar, es bien sabido que cuanto más incoloro y transparente sea la presentación de un diamante, mucho mayor será su propio valor en el mercado.

También es bien cierto que algunas de las diferentes variaciones en sus colores son imperceptibles prácticamente al ojo humano, pero con un estudio realizado en profundidad sí es posible llegar a diferenciar la calidad existente en un diamante por solo saber su color propio y natural.

Como ya te hemos venido explicando, el diamante que se nos presenta más incoloro y  transparente es uno de los más tasados en el mercado de la joyería, pero existen algunas clases de diamante con variaciones en sus pigmentaciones que alcanzan cifras astronómicas por sus enormes diferencias.

De esta manera se puede decir que los diamantes más deseados y anhelados serán aquellos que nos demuestren una coloración intensa, especial y extraña  a la vista, con una gran intensidad, transparencia y un brillo muy potente. Los colores que son pobremente claros no hacen que en un diamante se acreciente su valor.

La gama principal de los colores que han sido conseguidos en la diversidad de clases de diamantes de origen natural se mueven entre el que es completamente incoloro y el que se manifiesta con una tonalidad amarillo. Los más frecuentes son:

  • El diamante que es totalmente incoloro.
  • El diamante cercano al incoloro.
  • El diamante sin color muy ligero.
  • El diamante con la presencia de una tonalidad amarilla muy ligera.
  • El diamante amarillo completamente ligero.

Más allá de esta clasificación que te hemos dado, y de manera muy extraña y excepcional, se encuentran dentro de la naturaleza algunos diamantes que se presentan de diferentes colores.De allí justamente que se trate de piezas con un enorme valor económico, porque únicamente se puede conseguir uno de ellos entre la exorbitante cifra de más de diez mil diamantes incoloros.

Estos diamantes que son de colores completamente naturales pueden ser de diferentes variaciones como marrones, rosas, amarillos, rojos, verdes, naranjas y azules. Siendo el de color rojo el más raro y el más escaso de todos los anteriormente nombrados.

Estos son las principales clases de diamantes y clasificación de los colores de estas hermosas piedras. ¿Conocías ya todas estas clasificaciones? ¿Tienes alguna duda acerca del valor de tu brillante? Sigue leyendo nuestro artículo.

Principales propiedades de los diamantes.

A continuación te describiremos las principales propiedades de esta hermosa gema.

Los atributos curativos del diamante.

El diamante es conocido por ser la piedra mágica por excelencia. Es la más radiante, la más limpia, la más potente, es la diosa dueña y señora de todas las piedras y todos los cristales es el diamante.

Es realmente el rey de los cristales y de las piedras del mundo mineral pero al mismo tiempo se encuentra muy cercana al poder de la vida y al mundo de la tierra. Es sin ninguna duda posible, la piedra que genera poder, que trabaja y crea los temas mundanos como los de energías más elevadas en lo espiritual pero sin dejar nunca de lado el poder de la razón.

Al ser una piedra con tanto poder, hay que tener siempre en cuenta que ese poder trabaja tanto para lo que es negativo, como lo que es positivo, por lo que es mejor tratarla con el cuidado y el respeto que la misma se merece.

El diamante es una piedra que nos pide lucir y por ende tiene que lucir, es su naturaleza, nada que es referente a él debe permanecer oculto.  Le gusta imponerse, gobernar y mandar sobretodo decidir, por lo que no perdona a la persona que la coloca en un segundo plano.

En el terreno de lo material el diamante se comporta igualmente como un rey, es todo glamour, pomposidad y apariencia, valores que son bastante superficiales, pero al mismo tiempo en el plano de lo que es espiritual tiende a encontrarse por encima de lo demás. Llevar un diamante de la mano tiene una gran dualidad para el portador, por una parte es una enorme responsabilidad con el mundo y por lado son de gran suerte.

Es una piedra que al ser tan extremadamente poderosa es difícil tanto de poder conseguir como de llegar a mantener, es una piedra que cuenta con un carácter fuerte e impetuoso que no todo el mundo tiene la capacidad de poder soportar.

Los atributos mágicos del diamante.

 

Desde los tiempos de la antigüedad siempre fue una piedra considerada como la piedra que atraer al éxito, fue el talismán predilecto de Napoleón y de Julio César. Sin embargo las características mágicas de los diamantes siempre van a depender de su calidad, las piedras que se encuentran con grietas, imperfecciones y defectos son consideradas como fatales, peligrosas y hasta mortales, por ende es nada recomendable. Además, la montura elegida para portarlo no debe jamás ser un impedimento que el diamante toque la piel de la persona en cuestión, pues de lo contrario todas sus propiedades mágicas van a desaparecer.

Para una mayor influencia de la piedra, se aconseja utilizar los diamantes en la mano izquierda en primer lugar, dado que es el lugar del corazón y como segunda opción en un dije y un colgante.

Las propiedades de un diamante.

 

El diamante se encarga de trabajar como un condensador poderoso de las energías de todas clases, es muy empleado para ayudar a recuperar la energía vital que se requiere para poder afrontar la vida, equilibrando todos los cuerpos sutiles del ser humano con el físico y apartando de esta forma toda posibilidad que exista de la presencia de enfermedades orgánicas.

Aunque es algo beneficioso siempre para el cuerpo físico, el poder y la potencia mayor se encuentra centrada sobre los problemas psíquicos de la persona, sobre todo si la misma cuenta con deseos de superación en el área espiritual, pero que por cualquier clase de motivo, se mantiene sometido a cualquier tipo de bloqueos mentales que por lo general son provocados por traumas de la niñez.

El diamante trabaja como una especie de filtro y es capaz de permitir que se cumpla el desbloqueo para de esta forma poder liberar toda la energía personal retenida en su sentido más amplio y beneficioso.

Es muy empleado en la terapia de la meditación, ya que sus propiedades lo hacen un elemento muy útil para ayudar a su portador a diferenciar entre lo que es positivo y lo que s negativo, el camino correcto y el incorrecto; el bien y el mal en definitiva, entre el Yin y el Yang.

Si se usa con propósitos bondadosos, honestos y claros se obtendrá de él lo mejor que puede dar, en caso contrario el portador solo recibirá la parta más oscura de la piedra.

Actúa como una especie de espejo de aumento, lo que tratamos de proyectar sobre él se devolverá con el doble de poder y de intensidad, tanto si es aplicado a lo bueno como a lo malo, si es bueno para el portador será el doble de lo bueno, pero si es lo negativo obviamente el doble de lo mismo.

Características de un diamante auténtico.

 

Los diamantes desde el punto de vista gemológico se determinan a través de las populares 4C, que en inglés y español es lo mismo. Estas son, el CARAT, que se refiere al peso, CLARITY que se refiere a su pureza, el COLOR, y CUT que se refiere a la talla o al corte del diseño de la gema.

No obstante existen una serie de particularidades que se manifiestan en los diamantes que son de enorme importancia a la hora de escoger una piedra adecuada, y por tanto poder definir la calidad existente en la misma.

Entre ellas se encuentran la existencia o no de los destellos y de la luminosidad, así como la de la calidad en su esculpido en sus tres aspectos más importantes, te hablamos del pulido, la armonía y las proporciones.

Un diamante jamás se puede ser valorado por una sola característica, el valor de esta piedra preciosa es la sumatoria del conjunto de todas las anteriores.

Para una mayor claridad en este punto tan importante te describiremos a continuación cada uno de los aspectos anteriormente mencionados para poder definir con mucha claridad la las características principales de los diamantes.

La calidad presente en los diamantes:

No se puede ni se debe mezclar el concepto necesario para establecer la calidad de los diamantes con las particularidades gemológicas de los mismos. A título de un primer ejemplo, el peso no es un factor determinante para poder decir si el diamante es realmente bueno o no, simplemente nos suma un aspecto que en función de todo el conglomerado sus otros parámetros diversos nos aproximan a poder establecer el valor de la gema.

La medida y el peso de estas piedras preciosas.

Como ya te hemos venido mencionando, el peso de los diamantes se expresa con la palabra Carat o en sus siglas cts, aunque de forma más sencilla y coloquial empleamos la palabra quilate.

Un carat, cts es lo mismo que 0.20 gramos de la pieza. La unidad más pequeña empleada para poder representar el peso de la piedra en cuestión es la centésima, siendo entonces que cien centésimas es lo mismo que un quilate, esto tiene como significado principal, que una centésima de un quilate la vamos a interpretar en 0,01 cts o kilate.

El peso que es parte del diamante debe ser pertinente de igual forma a la medida del mismo. Si se observa que se cumple la relación medida y peso es un primer indicio positivo de que la calidad de la talla de la piedra es la adecuada. La condición de la talla, nos habla acerca de uno de los aspectos principales que cada día tienen más relevancia al valorar la calidad de esta gema tan preciada.

No podemos llegar a determinar que un diamante es una buena pieza porque su pureza y su color sean extraordinarias, si el diamante cuenta con una mala talla su valor disminuirá enormemente por cuanto en el mercado cada día se sobre exige más que los diamantes tengan tallas pequeñas en sus tres aspectos básicos pulido, simetría, y proporciones.

De igual manera el precio de un diamante disminuiría  si el mismo cuenta con mucha fluorescencia. Estas características que hacen a los diamantes tan particulares son de suma importancia a la hora de evaluar a la piedra, para saber a ciencia cierta su valor real.

Cualidades de un buen diamante.

 

Las propiedades encargadas de determinar la calidad de un buen diamante son la talla, el color del mismo, la pureza del cristal y el peso en quilates.

La talla: Como te explicamos arriba una buena talla es la que encuentra como producir más destellos y brillos, realizando un reflejo el máximo de la luz que recibe.

El mejor corte es el que se consigue cuando los suministros entre las partes del diamante son las más acordes, si estas adecuaciones no son las mejores, el diamante no brillará como es debido o se verá muy opaco.

Aunque, sin lugar a duda, la más popular es la talla que es más brillante. Es la forma que a la gran mayoría de las personas se les viene a la cabeza cuando escuchan que se habla acerca del diamante. Veamos de forma seguida las proporciones ideales y la anatomía que un diamante de talla brillante debe poseer.

El color: El mejor color en esta clase de gema es sin duda, el incoloro. A medida que va bajando esta carencia de color comienza a verse algunos matices marrones o amarillentos, hasta llegar al final de la serie con tonos que son amarillos claramente. La presencia de pigmentos se debe desde un principio a los defectos en las estructuras y a la presencia de impurezas.

A medida que la tonalidad del color se hace más amarillento el precio del diamante se minimiza, y por lo tanto, también en su precio, aunque existen algunas clases de excepciones a la regla.

Los diamantes conocidos en algunos sitios como fantasía por lo general presentan un fuerte color los encontramos verdes, azul, rojos, y hasta amarillos, azul y son de características excepcionales en precio por ser tan raros, un ejemplo característico del diamante fantasía lo podemos conseguir en la joya que es conocida como el «Pájaro sobre roca» que incluye un diamante de color amarillo de Tiffany.

La pureza: En el transcurso de la cristalización de estas gemas, la naturaleza deja una serie de huellas a manera de inclusiones que no minimizan la belleza de la piedra. Un diamante que no cuenta con inclusiones, es contado por ser más alta calidad.

El peso de la piedra: El quilate es una unidad que tan sólo se utiliza en las gemas y que equivale a unos 200 mg. Al mismo tiempo, cada quilate se debe fraccionar en 100 puntos.

Así un diamante que cuenta con 25 puntos equivale a lo mismo de un 1/4 de quilate, y un diamante de 50 puntos es lo mismo que a la relación de uno de medio quilate.

A más quilates, pues mucho más precio de la piedra. Pero como también se incorporan otras clases de factores como la pureza, el color, y la talla es posible que un diamante de tamaño muy pequeño valga más que otro que cuenta con tamaño mucho más grande, pues la calidad de la piedra puede ser mucho mejor que la del diamante que es más grande.

Aplicaciones y usos y de los diamantes.

Solo los diamantes que carecen de colores o de matices que sean llamativos constituyen las populares piedras preciosas que se emplean en empresa de la joyería, montadas en metales muy caros y en compañías con otras piedras.

Las variedades que son micro-cristalinas y de color un poco negruzco, en cambio, tienen una gran importancia en el área industrial, se emplean como una clase de material abrasivo de calidad muy alta para las herramientas especiales o para perforar materiales que son muy duros, como los taladros de punta de diamantes, las sierras de diamante, taladros y instrumentos sofisticados para hacer estudios en el subsuelo.

La punta del diamante es tan especial que puede llegar a cortar materiales que cuentan con una dureza de muy alto nivel, gracias a la conocida propiedad de este mineral que nos entrega la madre tierra.

Al igual que el diamante que es utilizado como gema de gusto, el carbonado o el bort utilizados en la industria cuentan con precios muy altos también.

Una mención aparte requieren también los diamantes sintéticos, el trabajo de su síntesis es un procedimiento muy costoso y muy difícil, y no se obtienen del mismo gemas de valor comercial pues suelen ser cristales de tamaño muy pequeños; sin embargo, algunos diamantes de origen artificial cuenta con gran importancia en el área industrial en el sector de los corrosivos como sustitutos de sus gemelos naturales.

Vídeo sugerido: La punta del diamante.

Principales beneficios de la punta del diamante.

El mineral con más dureza que es conocido en la naturaleza se ha empleado, desde hace mucho tiempo, como piedra preciosa en la industria en la joyería y cada vez tiene más empleos en el campo de la producción como pulir, aserrar, agujerear rocas, los materiales pétreos y en el hormigón de igual forma como lo son las pequeñas herramientas utilizadas para la cirugía y la odontología, sobre todo a partir de la fabricación del diamante sintético con características idénticas al natural.

Curiosidades del diamante:

El diamante Cullinan fue conseguido en Sudáfrica por Frederick Wells, en el año de 1905 en la mina Premier, y se llegó a convertir en el más grande encontrado en todos los tiempos.

Pesaba de modo impresionante nada menos que unos 3106 quilates. Y medía casi 12 centímetros. Fue pulido en la ciudad de Amsterdam, una ciudad en la cual desde el año de 1867 comenzó la fiebre del nuevo oro los diamantes que se encontraban en  Sudáfrica se convirtió en la urbe de moda por la que pasaron y se arreglaron las joyas más famosas.

De las 105 gemas que fueron obtenidas a partir de la piedra Cullinan, la más grande que fue bautizada con el nombre de la «Primera Estrella de África» fue montada en la corona real británica. La piedra es conocida por el alias de indestructible dado que marca 10 en la escala de dureza.

Vídeo sugerido: Conoce la estrella rosa.

El diamante más caro del mundo lleva por nombre «La Estrella Rosa» y la misma es mucho más que una simple piedra preciosa.

Es una gema totalmente perfecta, es valuado por ser el diamante más caro de todo el mundo y la mayor pieza en el rango de su categoría, se dice que cuenta con cerca de los 59,6 quilates, y es extraño que existan diamantes de color rosa que lleguen a pesar apenas cinco quilates.

Esta gema batió todos los récords en el tiempo su precio en una subasta que fue realizada en Hong Kong logro alcanzar los US$71,2 millones, convirtiéndose de esta forma en la gema pulida con más valor en el planeta.

Y para poder alcanzarlo apenas requirió de cinco minutos en la casa de subastas Sotheby’s. David Bennet, quien fue el director de esta subasta y quien es el presidente mundial del sector de la joyería a nivel internacional, lo definió como una venta increíble en la histórica.

Pero anteriormente la famosa pieza ya había batido récords. En Ginebra en el año 2013, se vendió por una cantidad que fue aún mayor, se hablo de US$83 millones, pero el comprador del momento el cortador especialista en diamantes Isaac Wolf, no pudo asumir el pago.





2022-11-10

El Diamante, Origen, Propiedades, Usos, Beneficios, Aplicaciones

Antes de describirte de forma detallada todo el proceso de la formación de los diamantes, es bueno explicarte con todos sus diferentes componentes lo qué es

pyc

es

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

El Diamante, Origen, Propiedades, Usos, Beneficios, Aplicaciones

Top 20